tablero rechapado haya

Nuevo producto

tablero rechapado de haya.

canto chapado haya.

grosores: 2, 3, 4, 5, 6, 8 cm.

Más detalles

39,93 € impuestos inc.

Más

Tableros rechapados de madera natural de haya en acabado natural o tintado. Sobre un tablero de partículas de madera se encola la chapa de madera natural que conseguirá el aspecto final mediante un acabado de protección de laca de poliuretano de dos componentes. La chapa es una fina hoja de madera, de un espesor uniforme que se obtiene por desenrollo de trozos de madera, por corte a la plana o por sierra de las trozas que previamente se han cortado o dividido para obtener unas características estéticas determinadas. El espesor de las chapas decorativas que se cortan suele variar de 0,5 a0,9 mm (5 a 9 décimas), siendo el espesor medio o habitual de 0,7 mm. Con los diferentes métodos de corte para obtener chapas se consiguen una gran variedad de aspectos o apariencia, ya sea desenrollando o cortando trozas o sectores de madera en rollo (antiguamente se obtenían por aserrado). Antes de obtener la chapa, las trozas normalmente se vaporizan o cuecen para reblandecer la madera, salvo en el caso de especies que se puedan manchar en el vaporizado o cocido, como el nogal. La figura o veteado de la madera se define como cualquier rasgo emotivo que altera su uniformidad. Son debidos a las variaciones de los elementosde la madera, tanto en su forma como en su distribución y composición química. En función de ésto podemos encontrarnos las producidas por los anillos decrecimiento y la distinta naturaleza de los tejidos leñosos que forman la madera,formas irregulares de las fibras, desigual impregnación de los diferentes tejidos por materias colorantes, aceites, gomas o resinas o deformaciones de la constitución de los tejidos en determinadas partes del árbol. Las lacas de poliuretano le aportan aspecto especial a la madera,otorgándole protección y durabilidad dado que presentan buena adherencia, gran elasticidad, excelente conservación del brillo, alta dureza, resistencia a la abrasión y a los agentes atmosféricos y buena resistencia al agua, a los productos químicos y los disolventes. Además, es apreciada especialmente por su resistencia a las variaciones bruscas de temperatura.